Saltar al contenido

Segunda opción: Aléjate

1. Si te encuentras en una situación de amenaza que no has podido evitar, es importante priorizar el escapar. En lugar de tratar de pelear con la persona, haz todo lo posible por huir antes de que la situación se agrave.

2. Cualquier autodefensa física que uses debe ser para que puedas escapar a la primera oportunidad. No te quedes a pelear.

3. No lo dudes – si tienes alguna duda, aléjate. Muy a menudo la cortesía significa que una chica espera para asegurarse de que la persona es realmente una amenaza antes de reaccionar, pero para entonces puede ser demasiado tarde. Tus instintos te harán saber, y si te sientes amenazada, incluso si el tipo parece educado y «normal», vete inmediatamente.

4. Ten en cuenta, cuando estés sola, no debes parecer como una víctima ideal. Esto significa que, cuando camines en público, seas consciente de tu entorno y no hables por teléfono, envíes mensajes de texto o escuches música. Es importante estar completamente presente y consciente. Si alguien pasa a tu lado, míralo a los ojos para hacerle saber que estás consciente. Esto ayudará a retrasarlo si estaba planeando un ataque.

5. Si es necesario GRITA, que no te avergüence ridiculizar al agresor exponiéndolo públicamente y dejando claro que te está molestando

6. GRITAR ¡FUEGO! Si pedimos auxilio el sentido común de la gente es bastante cruel con las mujeres y por lo general no acuden a ayudarte, el fuego por lo general despierta mayor curiosidad en las personas y temor de que se les queme algo propio, haciéndolas acudir rápidamente.

7. Si estas siendo perseguida o acosada en alguna colonia habilitación, toca los timbres de las casas.

8. Entra a algún negocio. Haz como que conoces a alguna persona a tu alcance y acude a ella con un diálogo o saludo.

9. Precaución en tu vehículo Bloqueando siempre todos los seguros de tus puertas, así evitaras el hurto de bolsos, vestidos u otros objetos dispuestos en el asiento del acompañante o incluso el robo del propio automóvil.

10. Cuidado con los falsos accidentes. Si oímos un ruido en la carrocería, no salgamos dejando puertas abiertas y el motor en marcha. Comprobemos qué ocurre por el retrovisor. Si debemos bajar del coche, quitemos las llaves del contacto y cerremos las puertas. Si tenemos dudas acerca del accidente del que hemos sido víctimas, alejémonos y aparquemos en un lugar concurrido.

Si nos encontramos en un lugar solitario, intentemos llegar al puesto de policía más próximo y denunciemos el hecho. De este modo, no se nos podrá acusar de habernos dado a la fuga en caso de que el accidente hubiera sido verídico.

11. Si caminas sola a la noche por lugares que te inspiran temor:

  • Canta alguna canción a los gritos. Finge locura. Todo el mundo teme a los locos.
  • Camina con un palo o botella en la mano.
  • Recógete el cabello con algo. Que no les sea posible sujetarte de él.
  • No te detengas, aunque te hablen, pero mira a los ojos. Ningún atacante quiere ser reconocido.

Cuando un atacante potencial busca a una víctima, generalmente se toma el tiempo para buscar a alguien que sea fácil de dominar. Quiere a alguien que esté distraída, o que parezca tímida o asustada. Si caminas como si fueras Lara Croft de Tomb Raider, por ejemplo, no vas a ser un objetivo viable.

Camina con propósito y determinación, como si supieras hacia dónde vas, se  consciente de tu entorno y de lo que sucede a tu alrededor, y con una clara actitud de «no te metas conmigo».