Saltar al contenido

Golpea sus zonas Vitales o de mayor dolor para tu agresor

Es mentira que con un buen golpe en las zonas vitales de tu agresor lo puedas deshabilitar, pero un buen golpe y con sorpresa le provocará algo de dolor que será el tiempo necesario que tú necesitas para escapar.

Es muy importante que en el momento de dar el golpe tengas un apoyo sólido en tus piernas. La fuerza del golpe depende también de su amplitud, así como de la fuerza que posteriormente se obtiene de toda la palanca. Todo el cuerpo ha de participar en el golpe, no sólo el brazo o la pierna involucrados para que sea más eficiente.

Recuerda practicar mucho las técnicas, ya que La realización de los golpes a puntos débiles requiere precisión y tal vez no te salgan a la primera.

No solo puedes golpear con el puño, varias partes de tu cuerpo pueden ser más eficientes que el golpe con tu mano cerrada, como tu codo el cual es más sólido por la estructura de este.

Golpe a la Nariz de tu agresor

Un simple cabezazo en la nariz permite zafarse de una presa efectuada por detrás.

Golpe a los Ojos de tu agresor

Un golpe en los ojos, acompañado de un arañazo, provoca un gran daño en el agresor. Si el golpe es muy fuerte puede causar incluso un desprendimiento de retina.

Golpe a la Garganta

Es mejor golpear con el cortante de la mano (por ejemplo, las falanges o el borde externo). La base del cuello es otro punto muy vulnerable.

Golpe a los Testículos

Es un golpe clásico, ya sea con la mano el pie el codo, pero es un punto difícil de alcanzar en el primer golpe, porque el agresor intenta no exponerlo. Habrá que esperar el momento propicio o dejarlo para el final.

Golpe a las Orejas

Las orejas son muy sensibles, una buena opción es morderlas o jalar las en sentido contrario.

 

Golpe  a la Sien

En golpe en la sien con la parte más dura de la palma de tus manos puede aturdir a tu agresor por algunos momentos.

Golpe a la barbilla.

Un buen golpe en esta zona del cuerpo con tu codo o rodilla puede dejar fuera de combate a tu agresor por unos instantes.

Golpe a Plexo solar.

Es una zona muy vulnerable del cuerpo, un golpe bien conectado en este punto puede dejar sin respiración a tu agresor por unos momentos.

Golpe en la Nuca

La parte de atrás de la cabeza, es una zona extraordinariamente sensible: un golpe en este punto puede aturdir al agresor hasta hacerle perder el conocimiento por un buen rato.

 

Lastima su Boca

Introduce uno o varios dedos a la boca de tu adversario para lastimar sus mejillas.

Lastima su Yugular

Clava lo más fuerte que puedas 2 de tus dedos en la cuello de tu oponente donde se encuentra le yugular para provocarlo dolor o evitar el paso de sangre.