Saltar al contenido

Consejos para cuando camines por la Calle sola.

Camina observando todo lo que ocurre a tu alrededor (incluso detrás de ti.)

Si ves alguien sospechoso observe sus manos y si es posible sus ojos.

Para el delincuente el espacio es su enemigo, por eso necesita “cerrarte el espacio”, es decir necesita acercarse para realizar el ataque. Por eso trata de mantener siempre 20 metros entre tu y el sospechoso.

Nadie ataca a distancia.

Cuando el sospechoso está cerrando el espacio entre ustedes procede de esta forma:

  • Cambia de vereda y observe cómo se comporta el sospechoso.
  • Si el sospechoso cambia también de vereda, la probabilidad de que te aborde se vuelve mucho mayor.
  • No permitas que el sospechoso “cierre el espacio”. Si esto ocurre no tendrás nada más que hacer. El delincuente habrá ganado.

Para que el delincuente no “cierre el espacio”: Busca un lugar donde protegerte, un lugar bastante concurrido o con policías o personal de seguridad.

Si no hay dónde protegerse cambie la dirección en que camina. De esta forma mantiene el espacio entre los dos.